Senadores por Yucatán votaron a favor de la licencia de Manuel Velasco
Jorge Carlos Ramírez Marín y Verónica Camino levantaron su mano para que Manuel Velasco obtenga su licencia y regrese como gobernador de Chiapas
Fuente: REDACCION

Los senadores priistas por Yucatán Jorge Carlos Ramírez Marín y Verónica Camino votaron a favor de la licencia a su compañero del Partido Verde Ecologista de México, Manuel Velasco Coello, quien pretendía (y lo logró) regresar a la gubernatura de Chiapas.

De hecho, todos los integrantes de la minibancada del PRI en el Senado votaron a favor de conceder la licencia a Velasco Coello, quien hasta modificó la Constitución de su estado para ser gobernador y senador al mismo tiempo.

Pero esta aprobación no hubiera sido posible sin el apoyo de los legisladores de Morena, ya que ellos al tener una mayoría absoluta y aplastante deciden todo lo que quieran tanto en la Cámara Baja como en la Alta.

Recordemos que en un principio los senadores habían rechazado la solicitud de licencia de Manuel Velasco, pero a los pocos minutos (en un hecho inédito) los mismos legisladores que había votado en contra decidieron cambiar el sentido de su voto y aprobar la solicitud de Manuel Velasco.

Con esto demostraron los senadores que son unos incongruentes, pues al principio quienes estaban en contra expusieron unos motivos para rechazar la intención de Manuel Velasco, pero a los pocos minutos se mordieron la lengua y cambiaron su voto.

Como se sabe, Manuel Velasco se burló de todos los chiapanecos, pues ordenó cambiar la constitución de ese estado para que pueda tomar protesta como senador, y luego regresar como gobernador.

Una vez que concluya sus funciones como mandatario estatal Manuel Velasco regresará como senador, de hecho, será el coordinador de la bancada del Partido Verde.

Mientras tanto brinca de un cargo a otro como un chapulín y se burla de los mexicanos en su cara, al saber que está protegido.

Entre los senadores de Morena que votaron a favor de la solicitud de licencia de Manuel Velasco se encuentra Lily Tellez, aquella que se presentaba como una periodista crítica, de izquierda e “incómoda” para los poderosos. Ayer demostró que es una senadora servil.