Roger Torres, caso de nepotismo extremo en el gobierno del estado
El que se sirvió con la cuchara grande en el gobierno del estado es el ex priista Roger Torres Peniche, quien cobra como secretario de Desarrollo Social la frioelera cantidad de 103 mil pesos al mes y además colocó a toda su familia en la administración estatal
Fuente: REDACCION

El que se sirvió con la cuchara grande en el gobierno del estado es el ex priista Roger Torres Peniche, quien cobra como secretario de Desarrollo Social la frioelera cantidad de 103 mil pesos al mes y además colocó a toda su familia en la administración estatal.

Como se recordará Roger Torres inició su carrera política en el PRI, donde fue diputado y presidente estatal; en los tiempos de Patricio Patrón traicionó al tricolor y se pasó al PAN, donde hoy es hasta militante activo.

Pues resulta que Roger Torres colocó a toda su familia en cargos públicos, empezando con su exesposa Olga Cross Farjat, quien es directora de Vinculación en el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Yucatán (Icatey), con salario bruto mensual de $33,992.80; su hija Gabriela Torres Cross ocupa el puesto de asesor técnico jurídico A del Poder Legislativo, por el cual cobra $26,528.36; su yerno Eduardo José Amaya Aguilar, esposo de Gabriela, es director jurídico del Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay) y sus percepciones mensuales ascienden a $46,958.90.

Su tío Raúl Peniche Rodríguez ocupa la dirección del Hospital de la Amistad Corea-México y obtiene una remuneración mensual de $48,128.70, y Olga María Villalobos Cross, hija de su exesposa Olga Cross, es jefa de Comunicación Social del Cobay con una percepción salarial de $27,319.30. Aparte de esas cantidades reciben vales de gasolina y de despensa.

Todo eso tolerado por los funcionarios panistas Manuela Cocom Bolio y Marco Pasos Tec, directores generales del Icatey y Cobay, quienes colocaron en buenos puestos a toda la familia de Roger.

De esta forma podemos ver cómo “Papá Toro” se burla de todos los yucatecos, pues sin duda hablamos de un caso extremo de nepotismo.