Celia Rivas dejó millonaria deuda al Congreso del Estado
Celia Rivas, al igual que su antecesor Luis Hevia Jímenez, no pagaron el Impuesto Sobre la Nómina durante sus gestiones, lo que generó una deuda superior a los 30 millones de pesos a la actual Legislatura
Fuente: REDACCION

Hace un año que dejó de ser presidenta del Congreso del Estado, pero la priista Celia Rivas Rodríguez sigue causando problemas, ya que durante los tres años que tuvo el control del Poder Legislativo no pagó el Impuesto Sobre la Nómina lo que generó una millonaria deuda al Congreso estatal.

Celia Rivas, al igual que su antecesor Luis Hevia Jímenez, no pagaron el Impuesto Sobre la Nómina durante sus gestiones como presidentes de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado,  lo que generó una deuda superior a los 30 millones de pesos a la actual Legislatura, informó el portal Rompecabeza.

La pregunta es ¿dónde se fueron esos 30 millones de pesos que no pagaron Celia Rivas y Luis Hevia? Solo ellos lo saben, aunque los ciudadanos suponemos qué hicieron con esos recursos que provienen del erario.

Como se sabe, el presidente de la Junta de Gobierno de la actual legislatura es el también priista Felipe Cervera, quien se la pasa llorando como la muñeca fea que no tiene dinero para trabajar, aunque su sueldo de más de 100 mil pesos al mes sí los cobra puntualmente.

En el millonario presupuesto que tendrá el Poder Legislativo en el 2020, que asciende a 257 millones de pesos, no se incluyeron recursos para pagar la deuda que dejaron los priistas al primo de Ivonne Ortega.

Aún con estas irregularidades en su gestión, el gobernador Mauricio Vila invitó a Celia Rivas Rodríguez para que sea directora del Registro Civil, cargo por el cual cobra alrededor de 70 mil pesos mensuales.

Además, el esposo de Celia Rivas, Fernando Cervera Pardenilla, conservó su puesto como director general del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Yucatán (Cecytey), pese a su cuestionado trabajo.

Se sabe que la persona que operó la contratación de ambos priistas en el gobierno de Mauricio Vila es otro ex priista, Roger Torres Peniche, quien llenó la administración panista de tránsfugas del tricolor.