Enrique Castillo Ruz, 16 años sangrando al pueblo
No cabe duda que al priista Enrique Castillo Ruz ya le gustó vivir del erario, pues lleva 16 años sangrando al pueblo yucateco.
Fuente: REDACCION

No cabe duda que al priista Enrique Castillo Ruz ya le gustó vivir del erario, pues lleva 16 años sangrando al pueblo yucateco.

El actual diputado local oriundo de Umán ni siquiera terminó su licenciatura en Administración de Empresas, pues apenas tiene carrera trunca. Se nota que los estudios no le interesan, lo suyo es colgarse de la ubre presupuestal.

En el 2004 comenzó a volverse adicto a los cargos públicos, pues fue electo alcalde de Umán. Por cierto, su papá y su hermano también han sido presidentes municipales de esa ciudad. Durante muchos años Umán fue gobernado por esa familia. Creen que un municipio es un negocio famiiar.

En el 2007 se convirtió en legislador local; en el 2009 pidió licencia para convertirse primero en candidato y luego en diputado federal del PRI.

En el 2012 se integró al gabinete del entonces gobernador Rolando Zapata Bello como secretario del Trabajo. Cobró seis años en ese puesto, donde no hizo nada, pues en Yucatán se perdieron miles de empleos, y los pocos que habían eran muy mal pagados.

En el 2018 regresó como legislador estatal, siendo año y medio presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado.

Asimismo, se sabe que jamás regresó a su distrito, porque “tiene cosas mucho más importantes que hacer en su oficina del Congreso”.

Aún así hay versiones al interior del PRI que desea otro cargo público, porque solo en la política se ganan millones de pesos.