México podría sorprender con su propia vacuna en la primavera de 2021
La doctora Esther Orozco, coordinadora del grupo científico que representa a México ante la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias, dijo que un proyecto basado en el virus que transmite la enfermedad de Newcastle es el candidato más viable para conseguir la primera vacuna hecha en México
Fuente: SIN EMBARGO

Ciudad de México, 6 de septiembre (SinEmbargo).– México podría ofrecer su propia vacuna contra la COVID-19 en la primavera del 2021, declaró a Reuters la doctora Esther Orozco, coordinadora del grupo científico que representa a México ante la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI, por su siglas en inglés).

La investigadora explicó a la agencia Reuters que la iniciativa del Laboratorio Avimex, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la del estado de Querétaro y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), está ya en condiciones de arrancar la primera parte de la fase de ensayos con seres humanos.

Con 629 mil 409 casos confirmados y más de 67 mil fallecidos, México participa en el mayor número de protocolos posible para así garantizar el acceso a las vacunas y asegurar las 200 millones de dosis que el país necesita.

De acuerdo con Reuters, Avimex y sus aliados comenzarán pruebas clínicas con “decenas de humanos”, posteriormente en “cientos de pacientes” y al final en miles de personas al llegar a la Fase 3, en la que están ahora ensayos de farmacéuticas como AstraZeneca, con quien México tiene un acuerdo para participar en la producción de su vacuna.

El Gobierno mexicano y el sector privado financiarán 19 proyectos de científicos nacionales de vacunas y tratamientos contra la COVID-19 para acelerar su investigación y desarrollo, de acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Los recursos para financiar los proyectos provienen de la Agencia Mexicana para la Cooperación y el Desarrollo (Amexcid), entidades extranjeras y aportaciones de fundaciones privadas.

Los 19 proyectos seleccionados han sido presentados por instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav), y la Universidad Autónoma de Querétaro

Actualmente, México mantiene comunicaciones con China, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Rusia para buscar el acceso a las vacunas.

Además, recientemente, junto con Argentina y la Fundación Carlos Slim, del magnate mexicano del mismo nombre, llegó a un acuerdo con AstraZeneca y la Universidad de Oxford para participar en la fabricación de su vacuna con fines de distribución en Latinoamérica.

México está por llegar a los 100 días de la etapa llamada “nueva normalidad”, que inició el 1 de junio y que opera con base en un semáforo epidemiológico de cuatro colores que regula la apertura de actividades económicas y sociales.

Ocupa el octavo lugar mundial en el número de casos confirmados detrás de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia, Perú, Colombia y Sudáfrica y el cuarto en muertes globales por la COVID-19 después de Estados Unidos, Brasil e India, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

En esta semana que comienza, de los 32 estados de México, 10 estados estarán en color amarillo (riesgo medio), 21 en naranja (riesgo alto) y 1 en rojo (máximo riesgo). Hasta ahora ningún estado en el país ha sido declarado en color verde (riesgo bajo).