Nadie lo apoya, pero aún así Ismael Peraza quiere ser alcalde de Mérida
Ismael Peraza Valdez ha sostenido varios encuentros con militantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con vistas a convertirse en candidato a la alcaldía de Mérida por ese instituto.
Fuente: REDACCION

Ismael Peraza Valdez ha sostenido varios encuentros con militantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con vistas a convertirse en candidato a la alcaldía de Mérida por ese instituto.

Sus eventos los realiza en sus propias taquerías, donde “dispara” los desayunos a los invitados; en esos mitines él recuerda los malos momentos que vivió cuando estuvo en el PRI, partido que le permitió ser diputado local, federal y funcionario público.

En sus actividades políticas también deja en claro que nunca tuvo buena relación ni con Ivonne Ortega ni con Rolando Zapata Bello. Y aunque estuvo en el PAN, Ismael se encarga de decir que también en ese partido terminó mal.

Cualquiera podría pensar que en Morena encontró “la paz”, pero no es así, ya que el ex diputado tampoco sostiene buena relación con el coordinador de programas federales, Joaquín Díaz Mena.

De hecho, Peraza Valdez precisa que está enemistado con “Huacho”, pero eso no importa, pues el “suspirante” cree que puede ganar la alcaldía de Mérida con su “equipo territorial”.

En estos mitines, el ex priista, ex panista y ahora morenista deja en claro que posee un “impresionante” equipo de operadores territoriales, que incluso nadie, en ningún partido político, tiene.

Hasta ahora se antoja difícil el proyecto de Peraza Valdez, pues la militancia lo tiene identificado como un ex priista que apoyó al PAN. Realmente, Ismael nada ha hecho en el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador.

Y lo peor de todo es que no cuenta con el visto bueno ni de la dirigencia estatal de ese instituto político ni de Díaz Mena. Prácticamente, Ismael rema contra corriente.

Por cierto, estos mitines no cuentan con el aval ni de Morena, ni del INE; además nos platican que no se respeta la sana distancia. En otras palabras, son clandestinos.