Los regidores de Mérida son unos flojos, llevan casi un año sin trabajar
Los regidores de Mérida (de todos los partidos políticos) demostraron que para nada sirven, ya que con el pretexto de la pandemia por el coronavirus se escondieron todo el año en su casa y todo lo realizan vía remota, es decir, “gobiernan por zoom”.
Fuente: REDACCION

Los regidores de Mérida (de todos los partidos políticos) demostraron que para nada sirven, ya que con el pretexto de la pandemia por el coronavirus se escondieron todo el año en su casa y todo lo realizan vía remota, es decir, “gobiernan por zoom”.

Cada edil de Mérida tiene un sueldo de 64 mil pesos, tienen más de 13 mil pesos en vales de despensa y disfrutan de 40 días de aguinaldo ¡aunque no trabajen!

Como la responsabilidad principal la tienen el alcalde de Mérida y los directores del Ayuntamiento, los concejales de la capital yucateca aprovechan para echar la hueva, algo que siempre ha ocurrido, pero con la contingencia se remarcó su flojera.

Por las lluvias no vimos a ninguno de estos “representantes del pueblo” visitando a los damnificados, ayudando a la gente; tampoco donaron su sueldo ni dieron despensas que hayan salidos de sus bolsas.

Al contrario, no faltaron los ventajistas que quisieron sacar raja política a los apoyos que entregó el gobierno del estado a las personas que se quedaron sin trabajo cuando se cerraron los negocios no esenciales.

Los regidores de Mérida salieron igual de flojos que los diputados.

A los únicos que hemos visto trabajando son al alcalde Renán Barrera y al secretario del Ayuntamiento Alejandro Ruz.